sábado, 30 de diciembre de 2006

Cocinando con hojas de pimiento

En este mundo no hay nada imposible. Nunca se me hubiese ocurrido que de la planta del pimiento se pudiesen aprovechar las hojas, pero resulta que no sólo se pueden comer, si no que hay un plato tradicional filipino que las utiliza.

El plato se llama Tinola. Se trata de una sopa de sabor fuerte (lleva gengibre). Me voy a atrever a traducirla al español, porque tengo intención de probar la receta (en verano tenemos chayotes y plantas de pimientos).


Tinola

  • cuarto quilo pollo cortado en daditos
  • 4 cucharadas de gengibre rallado
  • 1 chayote, cortado en piezas
  • un puñado de hojas de pimiento
  • 1 cucharada de sal / 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 diente de ajo

En una cazuela, calentar el aceite y dorar el gengibre (la amiga filipina de la que estaba sacando la receta me engañó de mala manera: aquí puso ajo, pero bueno, menos mal que la receta aparece en algún sitio más en Internet).

Añadir el pollo y dejar que se dore. Añadir un poco de la sal. Verter una taza de agua y subir el fuego hasta que comience a hervir. Bajar el fuego y dejar que se cueza durante 10-15 minutos.

Añadir 2 tazas de agua, pero virtiendolas de media taza en media taza.

Añadir el chayote, y dejar que se haga otros 10 -15 minutos (tambien a fuego lento). Con un tenedor, se puede comprobar que ya esta hecho: si entra con facilidad sin hacer fuerza, el chayote ya está en su punto.

Una vez este listo, añadir las hojas de pimiento y dejar un minutito.

Hala, ya está lista para servir.

miércoles, 27 de diciembre de 2006

Capon y Marisco

Menuda combinación Navideña. ¿No? Meter en un mismo plato aves y marisco. Acabo de ver una receta muy original e interesante que es Fricassée de poulet au homard bretón. Que sin ningún problema podría ser Guiso de polo da casa con langosta da Guarda. El fricassée de pollo es una receta muy parecida al capón que nos prepara todas las Navidades mi abuela (no puedo evitar poner un link a esta receta de fricassée: ¡que barbaridad de traducción! pero suficientemente descriptiva).

Lo ligeramente diferente del plato es que se escaldan las langostas 1 minuto, y luego se parten en piezas. Cuando falten 3 minutos para que esté listo el guiso de capón, pues se le añade la langosta. Y el toque final es a la hora de traerlo a la mesa, que se le añaden unas hojitas de albahaca.

El propio cocinero se da cuenta que el plato es un poquitín caro, y sugiere probar con langostinos enteros como sustituto de la langosta. Que creo que será lo que haga al probar este plato. Eso sí, hay que admitir que este es el super plato Navideño.

El cocinero anteriormente mencionado, se llama Sylvain Sendra, y se dedica a juguetear con el recetario tradicional francés en su bistrot Le Temps Au Temps (mapa). Y algo de economías debe saber, porque es capaz de ofrecer un excelente y imaginativo menú del día a 12€, así que puede ser una pausa muy agradable en un paseo por París.

Èspesso de lo mejor del 2006


La revista TIME ha escogido el èspesso como uno de los mejores inventos del 2006. Esto y la silla electrica para marisco. Grandioso invento que casi nadie ha probado, pero que al menos en Madrid se podría intentar:

Restaurante Casa mia
Josefa Valcarcel, 10
Madrid

Restaurante Goizeko
C/Villanueva, 34
Madrid

Gracias Azusa por las direcciones.

Por cierto, que el èspesso no es café que evite la gravedad, si no que se trata de café en forma de espuma, mousse, o algo parecido, y es un invento del rey de las espumas: Ferrán Adriá.

Y a falta de èspesso siempre podemos disfrutar de un affogato.

domingo, 17 de diciembre de 2006

Chatka

¿Os acordais del Cangrejo de las Pinzas de Oro? A través del Google Adsense este, he descubierto la página de Chatka. Al visitarlo me he acordado de Tintín. Por que si he de ser sincero, en casi no recuerdo haber visto las conservas de cangrejo en otro sitio. Extraño delicatessen, no tengo yo muy claro que tal estará... Lo que si he probado han sido las enormes patas del cangrejo gigante de Alaska (que debe de ser su hermano), y no me pareció gran cosa (pero no soy yo el más adecuado para hablar de mariscos, que no me gusta mucho). Y para que podamos comer estas patas exageradas, los cangrejeros salen a pescar a los mares Árticos. Unas excelentes y fascinantes fotos de pescadores de cangrejo en el Mar de Bering. (La bodega llena de cangrejos es una imagen memorable).

martes, 12 de diciembre de 2006

Sferificación

¿Sferificación? No tengo ni idea que sería esto. Por eso tengo que dar las gracias a Cocinalia por hacerme descubrir la sferificación Garbancita®. Al ver la foto ya lo vi todo claro: ¡ya se que son! Son todas estas bolitas que llevan unos cuantos años saliendo en la sección de cocina de los dominicales. Ah, y por supuesto, tal como imaginaba, Ferran Adriá sferifica:

sferificación in situ de pepino y leche agria (El Bulli)
sferificación in situ de pepino y leche agria, originally uploaded by In Praise of Sardines.

Mola de que alguien haya ido a comer al Bulli y haya sacado fotos, así podemos creernos que es verdad y que va algien más que los de las guías gastronómicas. Pues esto, volvemos al principio del caso, porque Cocinalia hablaba de un kit de sferificación by Ferrán Adriá. A mi esto de la sofisticación y el bricolaje fino siempre me ha parecido una mariconada, yo soy más de estilo McGyver, o si lo preferís de vocación minimalista (intentar hacer lo mismo con la mínima cantidad de herramientas). Así que prefiero la opción más sencilla de sferificación que comenta Garbancita (Que agradece a Nelson la idea, que a su vez tuvo la idea de otro blog,... Lo bueno de Internet es precisamente la propagación de ideas).

sábado, 9 de diciembre de 2006

N-630: la ruta del pincho

Un par de opciones para parar a estirar las piernas si alguien circula por la N630 (Ruta de la Plata).

En Salamanca, bajando hacia el río Tormes, entrad en el Rincón de Sebas. Un buen sitio donde saben que la cerveza sóla no sienta bien, así que el camarero te preguntará quie quieres para acompañarla. Hay unas 12 opciones diferentes para el pincho, así que no te vas a aburrir si repites.

En Zamora, hay unas patatas bravas, que son bravas de verdad. Pero tendrá que ser iago el que edite este post y nos indique su dirección.

Ahora nos salimos de la N-630 para tomar la Nacional 631. Y allá por las Batuecas yendo en dirección a Sanabria, uno puede pararse en Tábara, y en la plaza del pueblo, acercarse al Bar Palacio. A algunos viajeros les pusieron para acompañar las cocacolas, una racioncilla de jamón asado (con una salsa de ajo y perejil), unos buñuelos de jamón o pulpo á feira (aunque quede bastante lejos de O Carballiño).

Pero a lo mejor es buena idea el tomarse un pincho cortito y reservarse, porque si a uno le gusta la caza, más adelante está El Empalme, en Rionegro del Puente en el cruce entre la N 631 y la A52 (la autovía de las Rías Bajas). El restaurante aunque no muy aparente, ofrece muy buena cocina. Es especialmente famoso por sus platos con setas y caza. Lo mejor es llamar por teléfono: 980 652016 y reservar. A la hora de reservar, preguntar que es lo que sugieren ellos para comer (Porque las setas y la caza dependen mucha de la temporada).

Carvalho en Chaves

Para unos lo importantes son las estrellas (de la Guía Roja Michelín), pero a mi me basta con esos hombrecillos colorados (los Bib Gourmand, restaurantes de comida de calidad a menos de 35€, según prometen los de Michelin). Y pasando por Chaves (Portugal) hay un par de ellos.

Nuestra intención inicial era almorzar en A Talha, pero os recomendamos que os fijeis bien en el mapa, intentar llegar a el es un poco complejo. Nosotros abandonamos y fuimos a comer al Carvalho, que está mucho más centrico, y de hecho es facilísmo de encontrar. Lo reconocereis fácil, por su decoración exterior aparente. Y el interior tambien muy cuidadoso, cosa a la que no estoy acostumbrado en los restaurantes portugueses que frecuento, pero se agradece. Ya sólo viendo el resto de los comensales da la sensación que has acertado y que vas a comer bien.



De primero, róbalo salvaje a la parilla con verduras. Utilizo la palabra róbalo, porque parece ser el nombre que le dan los portugueses a la lubina. Lubina salvaje... ¿no empieza a sonar esto demasiado inusual? Tal vez no debería. Muy buena, merece la pena. Ligeramente adobada a las finas hierbas, muy en su punto en cuanto a la brasa. Nosotros pertenecemos a este tipo de personas que opina que el pescado como mejor se le acompaña es con patatas cocidas (malos vicios que tenemos los gallegos). Esta estaba acompañada con una patatita cocida y un repollete cocido en su punto. Señores y señoras, he aquí un ejemplo perfecto de la sana dieta atlántica.



El segundo plato como el anterior, escogido por el señor Pepe Gandarela. Ya se que se parece mucho al primer plato, pero para nada importa, visto la mano que tiene la cocina con las verduras y las patatas. Esta vez, las patatas cocidas dieron una vueltecilla en la parrilla antes de llegar a la mesa (me gusta la idea), y lo verde eran judias con jamón. Acompañaban al lominho (lomo de cerdo) al ajillo. Muy bueno. Tal vez un poco salado....


Y de postre, monsieur se tomó un bizcocho de nueces, con un aroma muy fuerte a ron, pero que a mi me encanta. Muy sabroso.

El postre como todos los demás platos, muy sencillo, pero se come muy bien en el Carvalho. Como se habitúa en los restaurantes portugueses, con un plato comen dos. Los precios, equivalentes a un restaurante español. Con un poco de matemáticas podeis juzgar vosotros mismos. Nosotros dos, nos metimos 2 platos principales, postre, y poco más salimos rodando, sin poder acercarnos a los 35€ que mencionan los de Michelin (que serán por persona ¿no?). No me gustaría mencionar que apenas sabemos como esta la bodega del restaurante, porque nos limitamos a probar el blanco y el tinto de la casa (en garrafas de medio litro). El blanco bueno, y el tinto... sorprendentemente equilibrado, afrutado y de muy buen beber... no paseis la oportunidad de probarlo.

martes, 5 de diciembre de 2006

Una familia, una semana: toda la comida

Un fascinante foto-reportaje en el que familias de diferentes paises del mundo se fotografían con la comida que consumen durante una semana. Creo que es tan bueno, que aun habiendo aparecido ya en revistas de todo el mundo, sigue mereciendo la pena el libro: Hungry Planet

viernes, 24 de noviembre de 2006

Esta el horno para bollos...

En honor a los 2 años que llevo en exilio de horno (mi casera consideró que era más util aprovechar el hueco para el lavavajillas) una buena ración de recetas que requieren horno (y que por tanto yo solo puedo imaginar su posible sabor):

Me parece curiosa la receta de pan sin amasar. Me hace pensar en el dutch oven de la época del WildWest ¿no?. Y se me apetecen deliciosas el Clafoutis de Tomatitos, la Tarta Tatin de Jamón con Chalotas de velsid (que debe tener antojo Tatin, porque tambien sugiere un Tatin de Mandarinas). Muy original el intentar recetas tradicionales con ingredientes diferentes, pero tambien lo es el hacer una receta diferente con los ingredientes originales: Toñi Vicente imagina una empanada de berberechos+maiz con un toque innovador. (Si no fuese por el Gourmet de Provincias nunca hubiera sabido que Toñi tenía un blog).

Y continuando con el tema de las empanadas: Un día, buscando recetas de empanadas, encontré una llamada empanada de la abuela. Lo curioso del caso es que es la empanada de mi abuela. Hace años alguien me había pedido una receta de empanada y yo le había enviado la receta familiar. Menuda sorpresa el encontrarla ahora en la web.

Aprovecho para decir que mi abuela hace unas empanadas muy buenas, y que a mi me gustan muchísimo. Sus empanadas son bastante diferentes a otras que se preparan en Galicia: Un secreto muy importante de la receta es el usar manteca o mantequilla para la masa. Incluyo aquí la receta: con todo el derecho, porque en realidad es mi abuela quien la ha escrito. (Aparte de la receta en sí, el texto tiene un valor especial, porque son sus propias palabras transcritas - lo notareis claramente al leerlo. Para mi es muy emotivo) :

Empanada de nuestra abuela


Ingredientes para 4 personas:
  • 250 gramos de harina,
  • sobre 150 gramos de manteca de vaca, o mantequilla, o margarina,(o también se puede substituir el agua por leche entera),
  • una cucharada rasa de levadura (si es levadura de confitura usar un paquetito pequeño).

Preparación:
Haces un monte con todo lo anterior, mézclalo bien con las manos, y cuando este bien mezclado, coges y haces un vocal y vas echando agua en el centro. Empiezas a mezclarlo todo, no te pases con el agua, es mejor que tengas que añadir que luego sacar. Al principio sobrará mucha harina. Saca un poco y ponla separada. Sigue añadiendo el resto del agua hasta hacer una masa que se despega de las manos, luego la juntas con la que separaste para que al amasarla se despega fácilmente de las manos.

Déjala reposar una hora en un lugar templado. Luego echas un poco de harina en una fuente y estiras la masa, después de separarla en dos montones, uno el doble del otro. Con el más grande haces la parte de abajo de la fuente. Lo pones encima de la harina que tenías en la fuente. A esto añades un sofrito de cebolla, pimiento, tomate, aceite. Lo extiendes y pones carne o pescado (la carne en cachitos pequeños). Con el otro monte de masa, la estiras y tapas todo. Con lo que te sobre de la que tenías abajo, recórtala a unos 3 centímetros del borde de la fuente. Pellízcala con la que pusiste encima y luego la enrollas hacia arriba y hacia dentro de la fuente. Con los restos de la masa haces unos palitos y los colocas encima haciendo cuadrados.

lunes, 20 de noviembre de 2006

Recetas : Quiche Lorraine


Vamos a atacar hoy (con cuchillo y tenedor) un gran clasico super sencillo del recetario Frances.
La quiche Lorraine en Francia es algo asi como la tortilla de patatas en España.
Quiero decir con esto que es el tipico plato super socorrido que resulta muy completo y que a todo el mundo gusta. Se come fria o caliente. Acompañada de una ensalada, una quiche permite almorzar rapidamente, cenar bien y es la numero uno en los picnics y buffets.

Tambien es la alternativa mas popular en Francia al bocadillo de meriendas o mini pausas para comer.
En realidad, estoy dandome cuenta que la quiche tambien podria considerarse como el equivalente de las empanadas-empanadillas en España por lo socorrida que es.

Y que es una quiche?
Pues una tarta salada, con una base de "pâte brissée" (harina, mantequilla, agua y sal) y un relleno cuajado en un revuelto de huevos y crema.

La quiche tradicional es originaria de la region de la Lorraine, como su nombre indica.
Su relleno de base son taquitos de panceta o tocino. Pero uno puede hacer quiches de mil y una cosas.
En el top 5 de cualquier buena panaderia encontramos, ademas de la Quiche lorraine:
- Quiche de espinacas con queso fresco de cabra
- Quiche de salmon
- Quiche de brecol con queso
- Quiche de puerros


Lo mejor de la Quiche, pues que es super facil. Vamos que es la solucion perfecta cuando uno no quiere complicarse demasiado. Vamos a ver la receta de la Quiche segun mi suegra, que es quien me hizo probar mi primera quiche.

INGREDIENTES

Para el fondo de la tarta o la pâte Brisée
(Los mas vagos pueden saltarse esta etapa y comprar un rollo de masa hojaldrada u otra, pero francamente la pâte brisée esta tirada y es mucho mas sana que cualquier industrial)
-150 grs de harina o 5 cucharadas soperas bien llenas
-60 grs de mantequilla
-pizca de sal y de agua caliente

PAra el relleno
-150 grs de tacos de panceta
-2 vasos de leche o 1 brick pequeño de nata liquida
-3 huevos

No es necesario pero en la receta familiar a nosotros nos gusta echarle tambien 1 cebolla pequeña en juliana y ligeramente dorada (y esta mucho mas rica!).
Ademas, a mi me gusta utilizar leche concentrada sin azucar. Asi mi receta es mas ligera que con la nata pero igual de sabrosa.
Yo os animo a utilizar a probar una vez con la nata, que tampoco engorda tanto.
Hay quien echa leche pero luego añade un poco de queso rallado por encima. Porque no?

REALIZACION

Para el fondo de la tarta
Mezclar en un recipiente la mantequilla en trozos y la harina sin trabajarla demasiado, basta deshacer un poco la mantequilla en grumos enharinados. Añadir un poco de agua caliente salada ( como 6 cucharadas soperas). Trabajar rapidamente con la punta de los dedos hasta que la masa se despege de los dedos, añadiendo harina o agua si es necesario.
Envolver en bola en film transparente y a la nevera un rato (30 minutos).



La clave de la receta, segun mi suegra, es trabajar muy poco esta mezcla, porque si se trabaja demasiado se pone dura la mezcla y sera imposible estirarla. Es mejor que quede blanda, el reposo de la nevera permite que endurezca lo sufiente como para poder trabajarla.








Esta masa se puede guardar en la nevera hasta un par de dias. Cuando vayais a utilizarla, estirarla con un rodillo sobre un molde engrasado y enharinado. No olvideis de pincharla.
Por supuesto, esta base os sirve para muchas otras cosas.
Mi suegra siempre hace el doble : un dia toca de cena quiche y al dia la comida siguiente tenemos tarta de manzana de postre.






Para el relleno


Facilisimo, encender vuestro horno a 200° o termostato 6.
Por un lado, rehogar la cebolla en juliana hasta que empiece a dorarse (si quereis cebolla, sino, saltaros esta etapa).

Por otro rehogar los taquitos de tocino para quitarles grasa. O hervirlos.

Tapizar el fondo con el tocino y la cebolla.
Batir los huevos, la leche (o nata o leche concentrada)
Un poco de sal, pimienta, nuez moscada...
Cocer a medio horno durante 30 minutos a 200° o termostato 6.

Ya esta!Ahhhhh, mi suegra ya ha eliminado el tocino de la receta, porque quiere adelgazar... y solo le hecha solo cebolla. Bueno, pues esta muy rica tambien. Por supuesto podeis sustituir el tocino y la cebolla por puerros rehogados, o espinacas, unas lonchas de queso de cabra fresco, de salmon... lo que os apetezca, y ya teneis todas las variantes.

sábado, 18 de noviembre de 2006

Imbiss qualité


Der Imbiss, originally uploaded by angermann.

Pocas cosas hay tan típicas de Alemania como el Imbis (tal vez el Trinkhalle). Tal como lo he entendido el Imbiss o bien es un kiosko y ofrece comida para comer fuera, o bien es un local pequeñito (la climatología de Alemania algo influye) con mesas para comer de pie. La versión alemana de la fast-food, pero no necesariamente terrofífico.

Interesante artículo del NY Times para descubrir los Imbiss Chic en Berlín. Lo que ellos llaman el W imbiss, otros le llaman sólo Der Imbiss y parece llamarse Gordon W. Imbiss. Y... ¡Menudos precios! ¡Está tirado! Y la comida no tiene nada de mala pinta:

Avocado Nan at der Imbiss, Kastanianallee, Prenzl-berg, Berlin
Al Fresco dining, originally uploaded by matsury.

El nam de la foto tiene una pinta preciosa, y no cuesta casi nada. (Por cierto veo que acompañado de unas impresionantes Tannen Zäpfle de la Selva Negra, que buena elección).

No conozco personalmente este lugar, pero en el proximo viaje que tengo planeado a Berlín, seguramente me pase a investigar. Y si no seguro que convenzo a mis amigos a ir al Dolores, para recordar sus viejos tiempos en México.

viernes, 17 de noviembre de 2006

I Xantanza Gallega de Blogogastrónomos

La semana pasada tuvo lugar la 1ª 'Xantanza' de Blogastrónomos Gallegos (el ordinal ya promete que vaya a repetirse). El restaurante Yayo Daporta no se acobardó a acoger el evento, y aceptó el reto proponiendo el siguiente orden del día:

Mousse de coliflor con vinagreta de café, berberecho y aceite de albahaca
Para romper el hielo, nada mejor que un entrante frío. Al ver que los ingredientes estaban en diferentes capas pensé que lo que convenía era atacarlo verticalmente. Al ir hundiendo la cuchara, se mezclaban los sabores de la mouse con el aceite de albahaca, las virutillas oscuras (¿no era trufa?) y... cuando llegabas al fondo... café. Si lo sorprendente era el sabor del café, para mi la sorpresa fue la falta de sabor a coliflor. Sea como fuese, no me convenció el plato. Mientras tanto, mareaba a mis compañeros de mesa con el tema de los restaurantes-franquicia y su querencia por los platos prefabricados. Obesiones que tiene uno.

Terrina de Foie-Gras con queso de Arzúa y calabaza caramelizada
Al rato la conversación fue divergiendo, luego de mencionar lo obesionados que estan en Madrid con que el marisco crece en todas partes, y que cuesta cuatro duros. Por desgracia, el marisco bueno es caro, el malo tampoco es barato, y los que visitan Galicia parecen demasiado obsesionados en comer mal marisco e irse descontentos. Bueno, la conversación cesó cuando nos dispusimos a probar el nuevo plato (silencios que se repetía cuando llegaba cualquiera de ellos). (...interesante la presencia de la calabaza...) A mi me gustó mucho la combinación del queso con el 'foie'. Por sugerencia del cocinero lo estábamos acompañando con un Sauternes. Además de combinar perfectamente con los platos de 'foie-gras', tengo que admitir debilidad por los vinos dulces (sea un Sauternes, un Tokaji o un eiswein).

Ostras sobre Royal
Ostras sobre royal caramelizada de coliflor y maracuyá, espinacas fritas y vinagreta de zanahoria
De repente estábamos hablando muy animadamente de la abundancia de tojos en los alrededores de los Castros. ¿Tal vez con función defensiva? Entretenido en la conversación, no me percaté y de repente tenía delante mía 3 hermosas ostras. Los que me conocen bien saben que no me gustan las ostras y apenas las he tomado un par de veces recientemente. Pero no por eso no dejé de darme cuenta que estas eran 3 ostras hermosas y sanas, y me las comí con buen gusto. ¡Y bien que las disfruté! Mi compañero destacó las espinacas fritas, por lo original de la idea y lo bien que le habían salido. (No se, yo las noté un poco insípidas, con buena textura). Comí con tal entusiasmo las ostras que me dejé la royal detrás, después de probarla, me pareció tal vez innecesaria, puede que las ostras, la vinagreta y las espinacas se bastasen.

Tempura de Mejillones
Mejillones en tempura sobre crujiente de arroz y algas
Copa tras copa (poco a poco, que éramos gente de templanza) la comida transcurría. Durante todo este tiempo (y algunos platos más) acompañamos la comida con el Alvariño recomendado de la casa. Combinaba muy bien con todos los platos: casi todo venía de la propia ría. Como por ejemplo los mejillones, que a veces no están demasiado apreciados. Seguramente de todos los platos que tuvimos en la mesa, este era el más exuberante (por su presentación digo). Rodeado de toda esa espuma apenas se veían los mejillones rebozados. Porque en realidad la tempura no deja de ser el rebozado tal como entendieron los japoneses del siglo XVIII la receta portuguesa. Yo estoy sobresaturado de leer la palabra tempura en los menús de Madrid (y no penséis que visito muchos restaurantes, sencillamente abusan un poco del nombre). Por eso tenía yo cierta desconfianza hasta esta receta... Y esta bien admitir que me equivoqué con el prejuicio: muy logrado el encierro del mejillón, que llegaba calentito a la boca. ¡Oops! Me olvidé de acompañarlo del crujiente... no importa, ya había sido todo un éxito en sabor.

San Martiño asado con verduras ecológicas salteadas con zamburiñas
¿Porque andarme con rodeos? Este es mi mejor recuerdo de la comida. Mira tu que sencillo parece el plato, si hasta el nombre lo dice todo. (Gallegos y castellanos tenemos una cierta discrepancia en cuanto al santoral y confundimos a San Martiño y a San Pedro: no importa, es el mismo pescado). El San Martiño lucía precioso, con las esquinas tostaditas, y su piel reluciente. Estaba bien acompañado de zamburiñas, acelgas y un chorretón de aceite. Que maravillosas son las zamburiñas, y que respeto les tuvo el cocinero al saltearlas en su justa medida. Como impresionante fue la mano con las acelgas: acertadas en la cocción, llenas de sabor, tiernas... En cuanto al pescado, no se si estaba en su punto... estaba a mi punto... Un plato redondo: el aceite que acompañaba el plato era suave y dulce. ¡Buenísimo! No me avergoncé a mojar el pan en el aceite.

Foie-Gras Asado sobre calabaza crujiente y salsa de trufas
No todo iba a ser blanco en la tarde, y cuando llegó un plato que lo requería, nos pasamos a un rosado Navarro, no muy fuerte porque tenía que acompañar un plato de ave.
Por la brevedad del comentario creo que se va a entender que este plato no me gustó demasiado. Si me hizo mucha gracia la presencia de la calabaza. Era la segunda vez que visitaba la mesa. Y esta vez también era una visita de lujo. Deliciosa.

Infusión de frutos rojos con helado de queso fresco
Se que os estáis cansando de leer esto. También (a pesar de lo excelente del banquete) nosotros nos comenzábamos a sentir un poco saciados, así que la llegada del postre, no fue una noticia mala del todo. Hablábamos de la comida mientras el helado se iba deshaciendo poco a poco en la infusión (nos sirvieron la infusión en el momento para que el helado no se disolviese). El helado era sutil, refrescante y perfecto para el final de la comida.

Una vez saciadas las fieras (nosotros, los comensales), Yayo se acercó a saludarnos, y nosotros le dimos las gracias por la comida. Sinceramente, yo he quedado muy contento e impresionado con su habilidad. Algunos platos me parecieron más un acierto que otros (por supuesto, todos tenemos nuestras preferencias). Pero me asustó con lo bien que preparó la acelga (mira tu que sencillo) y lo bien resuelta que estaba la 'tempura'. En general, todos los platos tenían una materia prima excelente y tiene respeto por ella. Me gustan sus ideas. De hecho no me voy a limitar a decir que es muy bueno y recomendar el restaurante, si no que he incluido en mi lista el volver a visitar el restaurante, a probar tal vez el cochinillo, la raya o el plato de salmonetes...

Para otras opiniones (y mucho mejores fotos) pásate por alguno de estos enlaces:
Diario del Gourmet de Provincias y Perro Gastrónomo (y más, y más...)
Colineta
De Pinchos
Pantagruel, Supongo (antes,durante la comida y sobre la comida)
Cocinalia (y otra)
Código 0
Another Cown In the Corn
La caja de los Hilos

Y a ver quien descubre los blogastrónomos en este 'robado':
Blogastronomos fotografiando

miércoles, 15 de noviembre de 2006

El pan de molde inglés

Tradicionalmente, los sandwiches eran, para mí, en realidad sandwicheeses; no me interesaban más que rellenos de queso fundido. Esta visión cambió radicalmente con una estancia en Inglaterra y la toma de contacto con el pan de molde inglés.

Tras los primeros momentos de desasosiego en tierras británicas, superar el vértigo de encontrarse en un país donde no hay acceso al Bocadillo Universal y encontrarme en una sección de charcutería en la que todo estaba envasado, disfruté horrores de sustituir la comida del mediodía por sandwiches a base de carnes asadas, las múltiples variedades de queso cheddar (en especial el Scotish Cheddar Mature) y complementos varios. Y todo, porque el pan de molde inglés no tiene nada que ver con el pan bimbo de toda la vida.

De vuelta a España, pensé que lo de los sandwiches se quedaba allá, en las Islas Británicas, hasta que volviese. No por ello, una amante de los supermercados como yo, dejó de investigar que opciones teníamos por aquí y llevarme una alegría.

Por un lado está Brook's American Sandwich de Panrico. La calidad del pan es buena, más elástico, resistente a la humedad y tal vez con un punto de dulzor excesivo pero aceptable. El tamaño, al que se apela en sus campañas publicitarias, corresponde al del pan que se usa en los sandwiches ingleses, no sé si también con los yankis. Lo que más me gusta es que permite cortar el sandwich en 4 sin destrozarlo, lo que con una tacita de té te transporta totalmente. Hay una versión normal y otra integral, yo me quedo con la segunda siempre.

La otra opción a la que recurro es Semilla de Oro - Pan Inglés de Bimbo. Este tiene un tamaño menor, y se podría decir que tiene más relación con el pan que se usa en Inglaterra como acompañamiento de comidas. La calidad es terrible, su consistencia es equivalente a cualquier pan de panadería pero con la elasticidad y dulcura que le corresponde al pan de molde. Los que no esté habituados al pan de molde "original", se sorprenderán al ver que tarda mucho más en parecer tostado porque se pone crujiente sin coger color. Tostado, en vez de convertirse en una pieza seca que se desmigaja sola, es una pequeña bomba crujiente rellena de una cálida y suave esponjosidad. Las dos versiones que hay, normal e integral, me convence por igual con preferencias según el uso planeado. Reservo su uso a tostadas de pasta de maní con mermelada de fresa (uno de mis vicios), sandwiches calientes (espectacular su comportamiento en la sandwichera eléctrica) o de viaje (el tamaño no es perfecto para disfrutar en casa, pero sí un buen compañero en mi pequeño bolso). También hay que señalar que la grasa que se usa en su producción es aceite de oliva, siguiendo la dispar política de Bimbo, que ha quitado de sus panes de molde los aceites extraños e hidrogenados, pero luego los mete en su nueva gama de bollería...


El precio de ambos, es superior al pan bimbo de toda la vida, sobre 1'20€ el Brook's y 1'60 el Semilla de Oro. Por lo que si se quiere sustituir un uso de pan de molde intensivo, hay que contar aumentar más o menos un euro el presupuesto respecto las opciones más económicas. Para los consumidores esporádicos, como el menda, la inversión es casi obligatoria; hay que disfrutar de los pequeños placeres.

De paso, aconsejar a aquellos que tengan la suerte de encontrarse queso Cheddar en la tienda a la que acudan (en España normalmente será Irish Cheddar, amarillo, en un bloque perfectamente rectangular y con aspecto quebradizo) que, con un buen pan de molde, lo acompañen de algún embutido de sabor seco (jamón asado, pechuga de pavo asada, jamón negro, relleno de pollo/pavo...), pepinillos frescos (los encurtidos no pegan) y pimienta. Es una auténtica delicia de sandwich.

jueves, 9 de noviembre de 2006

Comando Curry: Tandoori Station

Esta semana he ido con compañeros de trabajo a cenar a un restaurante indio en Madrid. El restaurante ha sido Tandoori Station (en Ortega y Gasset 89, Madrid). Una prueba de fuego, porque dos de mis acompañantes son indios (de Andhra Pradesh) y el otro, miembro de la curry leage en Manchester. (Y de fuego por partida doble: los chicos eran apasionados del picante por genética, y el fichaje inglés no parecía cobarde). En general todos quedamos muy contentos de la comida, los indios le dieron el aprobado de autenticidad, y los europeos le dimos el aprobado al sabor. El precio no es bajo (pero tampoco caro): por 20€ tuvimos una cena muy abundante. (Para los temerosos, el picor no es exagerado, pero yo no soy la persona mas adecuada para dar confianza en esto, porque me gusta demasiado el picante).


(Pollo tandori servido a la plancha ardiente, cebolla rebozada y pescado rebozado)

La cena comenzó con unos pequeños entrantes: cebolla rebozada y pescada, y con un platito de pollo tandoori. Todos muy buenos, aunque no creo que a un español nos pueda parecer exótico un plato de pescado o cebolla rebozado. ¿No? Despues continuamos con unos buenos curries: de garbanzos, de pollo, y de cordero al estilo de Madrás (picantísimo). Para acompañar arroz pilau (al estilo del sur de India) y pan (Paratha y Naan) (al estilo del norte de India). Me gustaron todos, pero mi pasión por las legumbres, me hace tirar por los garbanzos. El de Madrás, es fuertecillo, para amantes del picante. En cuanto al acompañamiento, muy bueno el pilau: mis compañeros lo valoraron como uno de los mejores que comieron en Madrid (y estos chicos saben de arroz).

Es interesante destacar que para los indios curry no es el nombre de la especia, si no de un tipo de plato: un guisado. (Por desgracia algunos no se enteran de nada). Tambien descubrimos en esta cena que no toda la comida India tiene porque ser picante: la del sur de la India, es la más extrema en cuanto a picantes. Nuestros amigos del sur de la India, encuentran suave la comida del norte (Mumbai, Bengala) (Aunque viendo cuidado con lo que les puede parecer suave a estos dos, que se han criado tomando todo tipo de platos explosivos). Otra diferencia entre el norte y el sur, es que en el norte se acompañan casi todos los platos con pan, mientras que en el sur se come arroz (a pesar de que nos parezca que todos los indios comen arroz). (Algo parecido pasa en China, donde el norte del país, sorprendentemente no usan el arroz).

domingo, 5 de noviembre de 2006

Un filete muy bueno en Madrid

No todo van a ser grandes filetes en París, ahora me toca a mi hablar de un buen entrecot (Argentino) en Madrid. Despues del Juan Bravo 25 esta vez es Gasset 75. Otra vez en el barrio de Salamanca, en el que tan pocas expectativas tengo... Pero esta vez tengo que admitirlo, no he quedado defraudado. El restaurante da una imagen de exclusividad y 'modelnismo' que me tiraría un poco para atrás... El servicio es mediocre pero no molesto... Y la comida...

La comida ha cumplido: el entrecot con patatas fritas es muy bueno (y el precio que tiene no me parece excesivo). Tenía dudas entre la entraña (abundanísima), el asado de cinta (tambien un plato sustancioso),... Pero en contra de mi idea inicial (y consejos que me dieron) fui a por el entrecot. Cuando llegó, tostadito y oscuro por fuera, cubierto de unas escamas de sal gruesa que brillaban a la luz, y con unas patatas cortadas a mano y fritas en su punto... Aquello prometía, pero el clavarle el cuchillo... el interior, jugoso, hecho a su punto (no pasado al estilo español), y la carne muy tierna. Genial.

Por contra, no os equivoqueis: los demás platos mediocres. La bodega nada excepcional, y cara. Cuando vayais, ya sabeis como acertar: carne con patatas fritas.

No me gustan los cardos



Yo ya pensaba que no había ninguna hortaliza que no me gustase. Cualquier producto del campo me gustaba (incluso no entusiasmándome). Hoy me animé a probar una delicadeza muy típica de los riojanos, navarros y aragoneses (espero que ninguno de ellos se enfade conmigo si me confundo): los cardos.

Pero no ha habido manera. Ha sido comer los 3 primeros para lamentar el haberlos comprado. De hecho he desistido de seguir comiendo los demás. Aunque yo hubiera jurado que se parecerían a las pencas de la acelga, tienen un sabor extraño: sutil pero a mi me parecía desgradable. En cuanto a la textura (lo que le gusta a Ferrá) la tiene, y muy personal. Pero no me gusta.

Bueno, no me importaría estar equivocado en cuanto a mi primera experiencia con el cardo, si alguno se anima, que me recomiende un restaurante en Madrid donde tomar unos buenos cardos. O que me confirme que su sabor es así de peculiar y sólo algunos son capaces de apreciarlo...

domingo, 29 de octubre de 2006

Comerse un buen filete en Paris

Para un español comerse un filete en Paris puede convertirse en una aventura... desagradable.

Lo cual es muy injusto, porque uno puede enamorarse de la carne en Francia. (A mi me ha pasado!) No solo existen multitud de razas bovinas de excelente calidad. Ademas estos animales son criados con mimo y con una trazabilidad impecable. Hasta el punto que en muy habitual en las carnicerias encontrar en las vitrinas la foto del buey o la ternera que se sirve esa semana!

No culpabilicemos: la mayoria de mis amigos franceses consideran que comer un filete en españa es una pesadilla.

En realidad franceses y españoles somos inreconciliades frente a un buen chuleton debido a un estupido malentendido. Todo es cuestion de cocion y es que no comemos el mismo tipo de carne cuando no hacemos un buen filete.

Para un francés un filete admite 3 grados de cocion : BLEU, SAIGNANTE, A POINT. Es decir, "crudo", "poco hecho", " en su punto". Al encargar un un chuleton, todo cliente precisa el grado de cocion. Y cree que en el resto del mundo esto es asi.

En España la carne se sirve por lo general en su punto. Excepcionalmente hay clientes que piden la carne poco hecha.

Y es aqui donde empieza todo el lio.

Los españoles encuentran a menudo su carne insuficientemente cocida y los franceses consideran que su filete ha sido irremediablemente estropeado por un cocinero que se ha pasado. Unos y otros se levantan con hambre y mal humor de la mesa desperdiciando terneros y bueyes que merecen todo nuestro respeto.


Veamos pues, COMO COMERSE UN BUEN FILETE FRANCES en dos lecciones.


Para empezar: un buen chuleton en Francia es de carne de buey.

En España nos gusta mucho la ternera, la cual exige una cocion mas bien hecha, la carne esta en su punto cuando esta bien rosada.
La carne roja de buey esta tremenda un poco menos hecha: crujiente por fuera, jugosa o casi cruda en su interior.

Atencion: no todo chuleton frances de buey es verdadero buey. Que no os den vaca por buey!!!
En las grandes superficies se vende muy a menudo como buey la vaca lechera jubilada. Desde luego no sabe igual que el macho castrado que ha ido engordando tranquilamente en el prado. Para que a uno no le den vaca vieja por buey en un restaurante o un bistrot el truco consiste en leer el menu con atencion. Si la raza de vacuno es de denominacion, el restaurador lo dice bien alto y fuerte, es decir, que lo señala en el menu.

Personalmente mi raza preferida de carne es la de Salers. Las vacas de Salers no sirven para dar leche: producen muy poca cantidad y solo dan leche si tienen el ternero cerca. Son verdaderas sentimentales y tienen mucho caracter. Por eso una carne de Salers no puede ser de vaca lechera vieja.
Otras razas de carne muy apreciadas son la Limousine y la Charolaise.

En segundo lugar : señalar siempre vuestro grado de cocion favorito para evitar toda sorpresa desagradable.

Y ser valientes: atreveros a probar un chuleton como en la foto, es decir "SAIGNANT".
Como veis el corazon de la carne esta rosado, porque todo el jugo ha sido guardado en el interior. Obtenemos asi una carne sabrosa, que no necesita de salsas ni mantequillas!

domingo, 15 de octubre de 2006

Fast Good: el retorno

Tal como comentaba despues de mi primera visita a FastGood, aunque no me había entusiasmado, en algún momento volvería. Así que aproveché que abrieron una sucursal cerca de casa (calle Juan Bravo). Es paradójico el hablar de la cadena de hamburguesas más pequeña del mundo (de momento sólo 3 locales), pero es lo que tiene llevar el nombre de Ferrán Adriá.

Disquisición sociológica
La visita al local tiene un cierto punto de desagradable. La clientela, como es normal, son todos los pijos del barrio. Salpimentados por gente joven y curiosa con ganas de estar al menos cerca del nombre de un star cook. Teniendo en cuenta que no deja de ser una hamburguesería, una hamburguesería cara sólo atrae a gente que se pueda permitir el lujo de pagar un plus.

Lo malo.
La otra vez que estuve comenté que no me parecía tan caro: patatas, hamburguesa y bebida salen a menos de 10€. Ah... pero esta vez la broma me salió por 12€. Y la única justificación para este nuevo precio es que me atreví a escoger postre: una tarrina llamada fruta croquant.
Esta es la parte que me indigna del negocio. Se trata de un poco de fruta (no más de 100 gramos): media manzana en laminitas, dos piezas de piña, y un par de fambruesas, acompañados con una ramita de tomillo y una punta de hierbabuena. ¿Porque se atreven a llamarlo crocant? El precio es casi equivalente que el de un bocadillo. Es muy vergonzoso que sigan inflando los precios de la fruta y la ensalada, más caros incluso que las hamburguesas (muy buenas del local). Menuda manera de potenciar el consumo de frutas y verduras.

Lo bueno.
Grandiosa sorpresa las patatas fritas. En la anterior visita las patatas era mediocres: blandas y mal hechas. Esta vez eran crujientes y de muy buen sabor. Un hurra por la capacidad de mejora. Ahora sí que tienen unas patatas fritas merecedoras del nombre.

Lo mediocre.
En general todo lo demás. Esta ocasión pedí un panini (debería haber repetido la hamburguesa que era bastante buena, pero tenía que probar otras cosas). Nada especial... chicos, id a por la hamburguesa. Veo que como novedad, que ahora se ofrece en el menú pollo asado... No es una mala opción como comida rápida un poco más sana... Pero ¿es realmente tan espectacular para introducirla en el FastGood?

No sé, no sé... Casi que sólo va a merecer la pena acercarse por las patatas y la hamburguesa. ¿Volveré alguna vez más? Ya se verá...

viernes, 29 de septiembre de 2006

Recetas : langosta bretona

Hablando de recetas faciles y tipicas francesas: la langosta de bretaña.

La semana pasada estabamos de aniversario de boda. Como caia en semana y que no conseguimos una niñera tocaba cocinar en casa algo sencillo, rapido y rico. Teniendo en cuenta que nos ahorrabamos el presupuesto de la niñera y del restaurante, nos atacamos a una langosta bretona.

La langosta bretona es terriblemente cara por ser muy escasa. PEro sobre todo, al crecer en aguas frias es mucho mas sabrosa que las tropicales mas abordables.
Esta pieza pesaba casi un kilo. Normalmente el sabor optimal de una langosta es entre 600 grs y 800 grs. Si hubiesemos tenido pequeñas las hubieramos hecho al vapor. PEro esta la metimos en el horno.
Primero la envolvimos en aluminio y la metimos un par de minutos a 150 grados. Asi la carne se preparo a guardar el jugo.
Despues, la bautizamos con un chorrito de aceite, un poco de sal y de pimienta. Ella hubiese preferido mantequilla con sal, como buena bretona. PEro nosotros somos asi de bordes.

Una veintena de minutos bajo el gril y a la mesa!
HAbiamos preparado tambien una mahonesa casera, pero estaba tan buena asi sola, que ni la tocamos.
Rico y realmente rapido.

Un dia es un dia!

sábado, 23 de septiembre de 2006

Juan Bravo 25

Vamos a hablar un rato del Juan Bravo 25 (con ese nombre está obviamente en el 25 de la calle Juan Bravo, en Madrid). Se trata de un restaurante especializado en pinchos (para nada un bar o una tasca, tiene más pretensiones). Anticipo que tiene que ser bueno, porque a la gente le gusta: el sábado pasado apenas se podía acercar uno a la barra y había que esperar para conseguir mesa.

Pero a mi no me impresionó tanto. De lo que pudimos probar nosostros, la cecina estaba muy buena (aunque se equivocaran al espolvorearla de orégano, que no aporta nada interesante al sabor de la cecina), y la ensalda de rosbif y queso azul muy conseguida (pero me dejan muy tibias las ensaladas: poco se puede decir con ellas de los cocineros). Muy mal en cambio lo que anunciaban como verduritas a la plancha (ni yo despistado les doy tan mal el punto).

Si bien la comida estaba muy correcta, se le podría exigir un poco más de un lugar tan caro. El precio se notaba en el servicio, servicial en extremo. Pero con algo de mala saña: nos sugirieron una segunda botella de vino con posos. Porque somos un poco provincianos, que si no claramente deberíamos habersela rechazado y ellos mismos no deberían haberla traido a la mesa.

Recomendable si te gusta la apariencia y el buen trato y no te importa gastar dinero, y hay que tener mucho ojo con el menú (parece que muy irregular).

El Tiki Bar cumple 30 años

Para un provinciano como yo, me dejó perplejo venir a Madrid e ir a lo que llaman bar Hawaiano. Consiste en un local subterraneo, decorado con mucho bambú, con unas cuantas fuentes o cascadas, y sillones de caña trenzada... Y donde siempre te sirven unos cócteles de nobre extraño y ingredientes díficiles de descubrir, en unas jarras de loza con esculturas y casi siempre humeantes (gracias al hielo líquido) a un precio bastante caro. Hoy he descubierto que se cumplen 30 años de la invención del Tiki bar. Y solo me hizo falta leer un par de lineas y ver unas cuantas fotos para ver que estos bares de Madrid siguen la más pura tradición del Tiki bar. Si alguno tiene curiosidad antropológica y quiere acabar en uno de estos Hawaianos, puede acercarse al Mauna Loa (en el centro de Madrid). (Solo recomendable para curiosos inpenitentes).


IMG_2930.JPG, de Atlantisa7.(La foto no es de Madrid, por supuesto, pero sí es muy descriptiva de lo que te puedes encontrar en un bar Hawaiano, por eso va de acompañamiento).

viernes, 22 de septiembre de 2006

Paradojas de la "Dieta Mediterranea"

Desde que hace años los médicos americanos comenzaron a hablar de la dieta mediterranea, todos nos hemos metido en la cabeza que (seguramente por el nombre) la dieta más sana debía de ser la de las regiones de España que estan bordeando el mar Mediterraneo. Pero he aquí la sorpresa, resulta que un nuevo estudio deduce que se come más sano en el norte y centro de España que en el Sur. ¿Es la dieta mediterranea sólo un nombre? ¿Será que en el sur se abandonó esta dieta? Bueno, a leer el link e informarse más...

Y continuando con el estudio resulta que los pueblos que consumen más pescado son más lóngevos. En esto los gallegos parece que destacan. Y eso es bueno para su salud. Pero creo que deberían ir un poco más a fondo con esta afirmación: no en toda Galicia se consume la misma cantidad de pescado. Y deberían tener en cuenta que los gallegos abusan bastante de la comida, y les gusta mucho la grasa. ¿No es este un factor negativo?

martes, 19 de septiembre de 2006

Desde mi cocina parisina


Hola!
Esta es una prueba para ver si puedo colarme en vuestro blog.
Esta semana voy a intentar comenzar a meterme en mi super cocina a preparar un par de recetas francesas. Como hace bueno y que el parque Montsouris cierra tarde, la verdad es que no cocino cosas muy complicadas en estos momentos.
Pero como quiero es ilustrar con fotos recientes todas mis recetas favoritas, volvere poco a poco a mi super cocina parisina. Por cierto, aqui va una foto.
Como se puede ver destacan dos elementos poco tipicos de las cocina, la silla trono y el niño pequeño (fozando en la lavadora). Pero en mi caso son dos elementos muy presentes cuando cocino. Vamos, que todas las recetas que voy a realizar seran facilitas, prometido!

viernes, 15 de septiembre de 2006

Estrella Galicia en Hiroshima


Estrella Galicia, originally uploaded by Spiegel.

Tambien puedo ir a Japón y tomar Estrella Galicia: gracias a las fotos de un japonés se que se puede tomar Estrella Galicia en Hiroshima. Y pensar que los gañanes de la seleccion española de baloncesto iban al McDonalds a cenar....

miércoles, 13 de septiembre de 2006

Cuca: una 'estrella' en Madrid

Para (casi) todos los gallegos (incluso para los de las Rias Baixas) existe un sabor que echamos mucho de menos: una Estrella Galicia. Podemos encontrar cervezas mejores, podemos tomar cervezas peores, pero siempre es agradable encontrar un sitio fuera de Galicia donde tomarnos una estrella.

En Madrid es cada vez hay más sitios donde disponen de Estrella Galicia (tanto en botella como en barril). Para los que tengais un poco de morriña, cerca de los muy céntricos Nuevos Ministerios podeis acercaros por el Bar La Cuca (en calle María Panés,6). Y además de buena cerveza, buenos vinos a copas, tapas y raciones muy prometedoras, propietarios muy simpáticos. Os convencerá cuando acompañando la cerveza os pongan una tapita caliente para acompañar... (ya pocos sitios en Madrid se esfuerzan en los pinchos que dan de gratis con la bebida, si es que los siguen dando).

Mi puntuación: ✶✶✶

jueves, 7 de septiembre de 2006

Philly Steak

Sobre la comida americana puede ser todo lo criticable que sea, pero aún así lo cierto es tiene sus platos típicos. Yo intento ir probandolos, para al menos tener una idea de lo que es, aunque algunos en principio sean parezcan poco aconsejables. Y así, aunque me he prometido reducir mi consumo de grasa y colesterol, hoy salí de casa con la intención de probar uno de los bocadillos clásicos de Chicago: el italian beef. En principio es fácil encontrar cualquier sitio donde comerlo, pero yo no encontré ningún sitio que me pareciese que pudiesen hacerlo bien. En cambio me encontré con este sitio:

Bocatería Philly's Best.

Tenía un aspecto realmente cutre, y eso para mi quiere decir: tienen que hacer buenos bocadillos. ( Supongo que en esto soy muy especial, cualquier otro evitaría como la peste un sitio así. Pero yo estoy harto de las franquicias que inundan EEUU y que hacen que todo sepa igual, que el pan y los ingredientes ya vengan preparados. Para probar un sucedaneo, ya paso incluso de probarlo.) Y no tenían Italian Beef, si no que tenían Philly Steak. Pero bueno, tambien es otro bocadillo típico de EEUU. Y estos tenían que saber hacerlo porque eran de Philadelfia ( tenían el local empapelado de fotos de jugadores de los Philly's... lo cual tiene su miga, teniendo en cuenta que estabamos a 300 metros del estadio de los Chicago Cubs). El bar ya merecía la pena, porque estaba lleno de carteles burlones y los camareros eran unos guasones. Lo que yo os digo... ¡hay que ir a los locales cutres y auténtitos!

Philly Steack con Bebida.

Aquí está el Philly Steak. ¿ Que tal aspecto le veis ? (Bueno, ahora comprendereis el sacrificio que supone el investigar cosas). El bocadillo consiste en carne de buey asada cortada en lonchas muy finitas, cebolla guisada y queso, todo metido dentro de media barra de pan, y horneado. (Pan americano, que es de consistencia de los bollos de los perritos calientes). Supongo que en la foto se ve que es realmente grande, es díficil ser capaz de comer uno entero sólo (no me fijé si se vendía a mitades, pero seguramente no me hubiera atrevido, que el camarero parecía bastante quisquilloso). Es uno de los bocadillos más pringosos que recuerdo haber probado en la vida ( y eso que en México había tomado uno al que rociaban por encima con sopa). De hecho he estado todo el día con las manos oliendo a cebolla. Y supongo que no solo las manos me huelen. Otro efecto secundario del bocadillo es que repite muchísimo. En resumen: toda una bomba, para estómagos fuertes y hambres atroces.

miércoles, 6 de septiembre de 2006

WhiteCastle, el mini-burger



Food Porn: White Castle
Originally uploaded by LarimdaME.


En EEUU, existe una cadena de hamburgueserías llamada WhiteCastle. No está muy extendida ( es harto díficil encontrar una), no se anuncian en la tele,... y a pesar de todo es muy conocida. Casi todos los americanos saben que son unas WhiteCastle.

Pero su prestigio es un poco dudoso. El slogan no oficial de la empresa (lo que dice la gente de sus productos es): 'It tastes so good, it feels so bad' ( Sabe tan bien, pero sienta tan mal... ) Y el apelativo que le dan a las hamburguesas es el de 'sliders' (reslbaladizas), en teoría por lo grasientas que eran.

Así que cuando hace unos días pude probar las WhiteCastle ( hubo que ir de preregrinación en coche a comprarlas, ya dije es díficil encontrar una de estas hamburgueserías ), no estaba yo muy convencido, pero no quería quedar sin saber como son: y no son tan terribles. Contrariamente a su fama, no me parecieron especialmente grasas. Lo que son son diminutas: del tamaño de una media noche, son cuadradas y contienen una hamburguesa diminuta ( no llevan la parafernalia de ensaladas, tomates, cebolla y pepinos que se le ponen a otras hamburguesas). Muy cómodas para compartir entre un grupo de amigos: cada uno come un poquito. De hecho, se venden a 'sacos' ( bolsas de 6 hamburguesas ) ¡Y saben bien! ¡Y no me hicieron daño!

Por si alguien tiene curiosidad y le apetece probar las 'sliders', pues podeis buscar si existe alguna WhiteCastle cerca.

Taquería Morán

Me entraron ganas de probar comida Mexicana de verdad, y me decidí parar en el Oeste de Chicago, porque otras veces había visto que vivían muchos latinos. Cogo la línea Azul de la CTA, me bajo en la parada de California, y nada más salir de las escaleras del metro, me encuentro en la otra esquina de la calle un pequeño local llamado Taquería Morán y allí me decido a comer.

No he visitado muchos restaurantes mexicanos en Chicago, pero al menos puedo decir que me ha encantado esta taquería, y no tengo ningún reparo en recomendarla. El local es pequeño, pero muy alegremente decorado, con la cocina a la vista del público (este detalle me encanta y me da mucha confianza en los cocineros). No es un restaurante propiamente dicho, se sirven muy buenas comidas tanto para comer allí como para llevar. Un lugar sencillo, pero limpio, bonito, y con un servicio muy simpático y amable.

En cuanto a la comida, a mi me ha gustado mucho, el plato que yo he probado (Especialidad de la casa con Pollo: carne a la brasa, con frijoles y nopales) muy bueno. Y los platos que he visto en la mesas de los lados, tambien tenían muy buen aspecto. Sobre todo me encantó que la comida era fresca, ligera y sabrosa. Me sorpendieron 2 detalles: la comida la sirvieron acompañada de una especie de requesón, y tambien me sirvieron como guarnición unos encurtidos de zanahoria y jalapeños. Me parecieron un poco inusuales para la comida Mexicana, pero a lo mejor me equivoco. Muy buenos los 2 detalles, si señor. En el local se puede probar desde los típicos tacos, tortas (bocadillos), gorditas y burritos, pero tambien platos más sustanciosos: platos de carne y pescado, steaks,.... Postres, zumos, batidos... Absolutamente de todo. (Por contra, muchísimos de los que se hacen llamar restaurantes Mexicanos del Downtown apenas te ofrecen 10 o 12 platos).

Y además de ser un restaurante acogedor, y hacer una comida muy buena (y ligera y saludable) los precios eran realmente justos. El precio de un taco no llega ni a 1 dollar, y se podía tomar un buen plato (que además eran muy generosos) por 10$. Y a quien tenga ganas de ostras, podía tomarse su docena de ostras por 12$. ¿Y un muy decente café expreso a 50 centavos? Ni en España a este precio, y mucho menos en Chicago.

Para quien no se anime a probar la comida Mexicana, recuerdo que nunca se sirve con picante. El picante se sirve aparte en salsa, y es el comensal el que lo prueba. El hecho de servir comida picante, es una señal prefecta de que el restaurante tan sólo intenta hacerse pasar por Mexicano. (Como cientos y miles de restaurantes que me horripilan y que se hacen llamar Mexicanos). No dejeis de probarla si teneis ocasión. Taqueria Moran ¿Cómo llegar? Está en 2226 N. California (Chicago, Illinois), se puede llegar con la linea Azul de la CTA en dirección a O'Hare, estación California.

Manda huevos...

Para almorzar... vamos a un típico café (Ann Sather's, en Wicker Park):

Ann Sather Cafe.

Y esto es lo que comimos (me paso un rato, saco fotos a la comida y todo, pero la verdad es que tenía muy buen aspecto). Supongo que os dareis cuenta que aquí en EEUU se comen muchísimos huevos.

Tortilla mexicana ( con aguacates dentro).

Tortilla mexicana ( con aguacates dentro).

Pancakes suecos con albóndigas.

Pancakes suecos con albóndigas.

Huevos escalfados con tomate y muffins.

Huevos escalfados con tomate y muffins.

martes, 5 de septiembre de 2006

Fast Good

Hoy me pasé a cenar algo en FastGood. FastGood es una colaboración entre los hoteles NH y el archiconocido cocinero Ferrán Adriá. De momento sólo existe uno abierto, en Madrid. Lo cual despues de un año da que pensar sobre el éxito del experimento: ¿no deberían de haber continuado con más locales?

La intención de FastGood era de hacer comida rápida más decente y apetecible de lo normal. El resultado es una sala que parece una cafetería de diseño (colores, sillas de metacrilato y esas cosas). Vamos, nada que uno no haya visto ya en los locales de más postureo de Chueca.

Lo importante es la comida. ¿Y la comida? Bueno, había ensaladas y zumos. No me parecieron nada especial, ya he visto ensaladas de todo tipo en caualquier supermercado incluso. El toque elitista, la variedad de vinos, cervezas y aguas minerales de importación, como tambien los postres de gourmet. Para aliñar la ensalada, aceite y vinagre con pulverizador. El ketchup Heinz, y la mostaza: alemana con semillas. ¿Y la carne? Aparte de algunas ofertas especiales que aparecen mencionadas aparte, la oferta es sencilla: 4 bocadillos calientes y 5 fríos (aprox.).

Podeis ver vosotros mismo lo que hay:

Huevos fritos con paleta ibérica y patatas
Huevos fritos con paleta ibérica y patatas.

Pepito (ternera, tomate y queso) con patatas
Pepito (ternera, tomate y queso) con patatas.

Hamburguesa Pampera con patatas
Hamburguesa Pampera (con salsa Chimichurri) con patatas.

En los bocadillos calientes abusan un poco de la carne picada: 2 tipos de hamburguesas y el pepito en en realidad tambien es carne picada (¿sacrilegio? ¿porque utilizar el nombre del pepito en vano?). Pero vamos, las hamburguesas estaban bien. La de tiempo que llevo yo sin tomar hamburguesas de ternera tiernas y jugosas. Todo acompañado con patatas (en los botes que veis en las fotos). A mis compañeros les gustaron por ser como las caseras, pero a mi sólo me parecieron blandas y nada especiales.

Ahh... todo esto por aproximadamente 10€ (Que fue lo que nos costó a cada uno su plato). No es barato precisamente, pero en Madrid cualquier cena sube muy fácilmente de este precio. ¿El problema? ¿Donde está el toque Ferrán Adriá en todo el menú? Yo no he visto nada inusual, o especial en la comida. Y ya existen en Madrid (y en cualquier cuidad del mundo) multitud de locales que intentan ofrecer opciones de cena parecidas (y del mismo precio).

Una valoración en general. Pues muy sencillo: Me he ido contento, pero no tengo pensado volver pronto

Queso de untar con sabores 'caseros'

Esta semana se me ha ocurrido una idea bastante estúpida mientras estaba en el supermercado: comprar queso de untar sin sabor (que es tal como el nombre indica, no sabe a mucho) o comprar alguno con finas hierbas. El queso blanco es un sustituto bastante sano para untar tostadas y bocadillos. La mantequilla o margarina, por muy light que sea, es por definición grasa. En cambio el queso blanco tiene bastante menos grasa y si en cambio proteinas y calcio (y el light verdaderamente tiene menos).

Yo me aficioné al queso de untar en Alemania. Todo fue ver que mi compañero de piso se preparaba unas tostadazas. Aunque el queso que tomaban era Quark (que es un tipo de requesón, pero nada parecido a nuestro requesón). Quien no se aficionaría si tenían cientos de ellos con sabores, preparados para untar...

Ahora vuelto al truco: pues decidí comprarme el queso natural (light) y añadirle los sabores en casa. Menuda tontería... ¿no? Pues es barato y variado.

Receta: ¿Como preparar queso de untar a las finas hierbas? Compras una tarrina de queso de untar natural. Lo dejas fuera de la nevera unas horitas, para que se vuelva más blando. Y luego preparas el aderezo del queso: 1) Finas Hierbas: Perejil y Cebollino frescos picados bien finitos. 2) Ajo y perejil: un diente de ajo machacado y perejil muy picadito 3) A la húngara: un pimiento rojo picantito (o no) picado tambien muy fino. Con una cuchara remueves el queso mientras añades el aliño, para que quede más o menos repartido. (No es fácil porque el queso es pastoso, como se esperaría de algo para untar: si no se pegase no se untaría). Los quesos naturales no traen sal añadida, así que puede ser buena idea añadir sal al gusto. Y hala, a guardar la tarrina en la nevera. Con el paso de los días se irá haciendo más sabroso al absorber el sabor del aderezo.

Probando cocina bohemia


Knödel, originally uploaded by * hiro008.

Hoy me animé a intentar preparar knödel de patata (o klösse, que nunca he tenido nada claro el nombre). Son una especie de albóndiga de patata cocida (la patata y la albondiga). Aquí hay un simpático austriaco que explica como prepararlas. Le estoy muy agradecido: vivan las páginas personales.

A pesar de ser una página sobre comida austríaca, el plato es originario de Bohemia (por eso he puesto este título). Aunque se ha extendido mucho por centroeuropa: en Alemania, en Austria, en Hungría he podido probar diversas variantes del plato. Y por supuesto, tambien los he tomado en Praga.

No entiendo muy bien porqué comenzaron a preparar este plato en vez de sencillamente patatas cocidas: es mucho esfuerzo el cocer las patatas para luego volverlas a cocer luego. Pero se me pueden ocurrir unas cuantas razones: las patatas esmagadas se pueden conservar bien durante un día (serviría para adelantar trabajo en vez de las patatas cocidas que se tienen que pelar en el momento o se estropean), y luego una vez hecha la albóndiga de patata, se cuece en 5 o 10 minutos, en vez de lo que tarda en cocerse una patata normalmente (con lo cual los knoedel son perfectos para tener siempre una guarnición calentita para acompañar la carne). Y una tercera cosa que descubrí con mis knoedel hechos en casa: se pueden conservar una vez cocidos y saben realmente bien despues de recalentarlos. Y además tienen una textura muy particular, que si te gusta no hay nada igual.

miércoles, 2 de agosto de 2006

Compras compulsivas

Lo he hecho, he comprado compulsivamente. ¿Serían capaces de adivinar cuál de estos productos ha sido la compra compulsiva?



En realidad he hecho dos comprar compulsivas, pero una de ellas no está en la foto así que no cuenta. He sido derrotado por la nueva 'imagen' de los productos Eroski y hoy al ir de compras he hecho dos compras sólo por lo apetitoso que me parecía el producto. Pienso que han acertado escogiendo el diseño, limpio, sencillo y blanco. La marca queda en un segundo plano, dejando el primero a un producto de aspecto cuidado que da cofianza. Eso sí, no volveré a caer, o eso espero, porque en raciones individuales no quedan tan bonitos.

La compra 'inducida' de la foto es el pan de molde. No se imaginan lo apetitosos que quedaban todos los paquetes en la estantería; aunque también contó tener medio bote de Dulce de Leche en la nevera... El mug (no tengo la culpa de que se llame así) de Banania es sólo un cebo; no tiene nada que ver con Eroski.