lunes, 14 de mayo de 2007

De cañas por La Guindalera

Esta semana las cañas fueron por el barrio de La Guindalera. Ese barrio comenzó siguiendo la cuadrícula de su vecino barrio de Salamanca, pero que unas cuantas calles más allá ya adquirió una personalidad diferente, mucho más zigzagueante. Según dice Polo.

Precisamente con Polo estuvimos callejeando para ver que cañas nos ofrecían (y con que pinchos nos premiaban). Ya puedo adelantar que no fueron ningún sitio fue espectacular, pero en todos nos trataron con mucho cariño.

Comenzamos con el Juanito (Calle Martinez Izquierdo, 30), el bar del Teatro la Guindalera. Curiosamente, la clientela no era nada farandulesca. Tal vez sería que no había actuación. O que las apariencias engañan. No fueron muy tacaños en cuanto al pincho. Era jueves. Obviamente paella. (Y antes algo más que por muchas vueltas que le doy no llego a recordar).

No muy lejos el Cantinela (Rafael Azcona, 36). Más restaurante que cervecería, pero no nos regatearon un pequeño pincho. De anchoas de Santoña, por supuesto.

Siguiendo con la temática regional, nos pasamos por Las Cerezas (tambien conocido como Peña Numancia: Calle Cartagena 51). Pero a pesar del escudo del Numancia, hasta que entramos nosotros no había un solo español en el bar. Así que no sabemos muy bien que decir del pincho soriano (si lo era). Pincho: rodajitas de chorizo vela. Podía ser peor, pero tampoco se estiraron mucho.

Lo destacable por extraño, curioso y agradable... El Sabor de Ceilán (Alonso Heredia, 9). Con apariencia de bar castizo, se trata de un restaurante de cocina de Sri Lanka (y todos los empleados son de allá). Y tan castizo parece, que por supuesto que tambien ofrecen cervezas y pinchos. En este caso, destacar su originalidad: guiso de patatas y pimiento con algo de cúrcuma y hojitas de limón. Lo curioso del caso es que para hacer honor a tanto eclecticismo (un restaurante asiatico que parece y funciona como un bar de los de siempre), pues tambien nos salimos del guión: despues de la cerveza seguimos con un cóctel y terminamos con un té verde. (Una idea un poco desquiciada, no se si recomendarla). La verdad el restaruante parece bastante interesante, y como tampoco conocemos la cocina de Ceilán, creo que vamos a ir a visitarlo pronto, de lo que ya escribiremos aquí.

6 comentarios:

Gourmet de provincias dijo...

Nunca he probado la cocina de Sri Lanka (más allá de alguna receta que he perpetrado en casa), así que me apunto esa dirección para cuando vuelva por Madrid, que ya será después de los calores, que no los llevo nada bien (y en Madrid, vete tú a saber la razón, aún peor).

Polo dijo...

Hey! La historia de Guindalera ya la buscaré, pero garantizo que lo cogí de una referencia fiable ;)

Refrescando tu memoria, la primera tapa en el Teatro de Guindalera (pffff) fue de tortilla.

Anónimo dijo...

yo he ido al Sabor de Ceilán y confirmo la sencillez, pulcritud y calidad de los menus, calidad-precio 8 sobre 10

David Testal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Guru Masala dijo...

Namaste;

yo si he probado algo de la cocina de Sri Lanka. Pasé casi 18 meses viviendo allí.

Si quereis saber un poco mas sobre la cocina de ese y otros paises asiaticos acabo de comenzar a escribir un blog,

CUADERNOS DE COCINA ORIENTAL,

http://cocinaorientalgurumasala.blogspot.com/2008_01_01_archive.html

Enhorabuena por este buen blog!
Un saludo,

Alex

xmanoel dijo...

Gurú, vuelvo a poner tu enlace para que sea más cómodo a la gente a la hora de pinchar:
Cuadernos de cocina oriental