viernes, 14 de octubre de 2011

Memorias del gusto

El otro día caí en la cuenta que raramente me animo a preparar un plato que no haya probado de antemano. Me refiero, los libros de recetas, las webs de recetas son fantásticos: indican las cantidades, los ingredientes adecuados (sustitutos incluso si no se consigue el original), trucos para conocer el punto de cocción de cada ingrediente, secretos de como presentarlo y sobre todo muchas fotos. Pero claro, el sabor no se puede expresar bien en imágenes o texto. Por tanto cuando uno sigue una receta desconocida, le sale algo que puede parecerse visualmente a la receta (¡si sale bien!) y que debería saber igual que el original.

Pero yo en general (según he visto estos años) cuando me he animado a hacer en casa una receta exótica (o no tanto) es con la inspiración de ese sabor que me ha quedado en la memoria. No tanto el recuperar ese momento del pasado (es algo bastante díficil) pero sí dado que ya se que sabor quiero conseguir, me siento más dirigido para conseguir algo parecido.

(En general esto tambien me predispone cuando compro libros de cocina: miro si hay recetas que ya he comido, y si es así doy para adelante)

Así que voy a comenzar una pequeña saga histórica rememorando sabores especiales que me dejaron muy buen recuerdo y a veces enlazando recetas y en otros casos mostrando mis pequeños itentos de recuperarlos.





Estos son un plato típico tailandés: calamares salteado de chiles con albahaca fresca (Pad Ga Prao), que serán uno de los que caigan en esta serie, porque los intenté reproducir en casa y porque la historia de como los probé es muy curiosa.

3 comentarios:

Javi Polo dijo...

Oye, al final no te animaste a poner la receta de los Pad Gra Pao? Tienen una pinta bastante atrayente...

Xose Manoel Ramos dijo...

Hombre la receta está en el enlace (en inglés). Tengo que buscar por casa porque tengo las fotos de cuando intenté hacer la receta: hace años. Pero voy a tener que esperar a que me anime a repetir la receta. Porque preferiría ilustrarla (y añadir algún detalle) con lo que haya observado mientras cocine.

Javi Polo dijo...

Ah pues es verdad, ni lo había visto :).