jueves, 25 de enero de 2007

El vino y la madera

Tengo muy buen recuerdo de mi visita a La Rioja, más concretamente a la ribera del Cidacos, en el pueblo de Autol. Allí cenamos una parrillada hecha al fuego de sarmientos de vid ( estabamos en La Rioja, por supuesto): chuletitas de cordero, pollo, lomo de cerdo, careta, chorizos, chistorra....

Lo único un poco problemático de la cena, es que una de nuestras compañeras, en cuanto se enteró que era gallego, se arrancó a criticar el vino albariño, por su precio excesivo (en eso estamos de acuerdo) para unos vinos que no estan criados en madera (en eso ya no estábamos de acuerdo). La discusión se acaloró un poco y la verdad es que cada vez nos poníamos más en desacuerdo. Sus argumentos principales eran que el vino sólo es "bueno luego de envejecer en madera" y que había bodegas de Rías Baixas que estaban probando con vinos envejecidos, lo cual explícitamente demostraba "que el vino que hacían ahora no era suficientemente bueno".

La verdad es que normalmente no discutiría con una riojana de vinos tintos, pero si hablamos de blancos, no encuentro ningún reparo. En cuanto a mi gusto personal, no veo ninguna denominación en España que haga un vino que me apetezca tanto como un Rías Baixas. Pero entiendo que es por mi preferencia personal.

Por eso, con el paso del tiempo me ha parecido interesante descubrir que coincido en misma opinión que un famoso crítico de vinos:
Mas tarde "mister" Parker comenta sobre los vinos españoles: "lo del roble es completamente negativo en la mayoría de los blancos españoles fermentados en barrica que cato, y que no tienen interés; muchos productores parecen no darse cuenta de que hay una demanda de tintos y blancos limpios". Destaca su admiración por los albariños por su limpieza ya que la fruta no ha tocado madera.
Robert Parker

Sería muy pretencioso utilizar la afirmación de Robert para arrogarme la razón en la discusión (además, a lo mejor no tiene tanta razón). Pero si me agrada saber que alguien más comparte mi modesta afición por los vinos limpios (si este es el nombre correcto). Y si que es cierto que ya que mister Parker ha probado muchos más vinos que esta chica y yo, puede que tenga algo de razón en su comentario.

No me cuesta admitir que parece ser que tambien es cierto que se están sacando los albariños demasiado temprano al mercado, que puede que sean demasiado jóvenes, y que al menos a mi personalmente me parece que hasta estan mejor guardándolos un año en botella.

Pero por otro lado, no se yo si será beneficiosa la obsesión que tenemos en España por valorar el vino por su maduración: el mejor, el reserva, el crianza, mediocre, y el joven, mejor ni probarlo. Cuando a lo mejor hay una bodega que tiene un crianza impresionante, mucho mejor que cualquier reserva de tres al cuarto, y puede que se esten haciendo unos vinos sin apenas tocar barrica impresionantes. Pero ya partir de valorar el vino por factores externos como su maduración.... A lo mejor no es una idea buena.

De hecho, como pequeño tirón de orejas de los vinos españoles, muchas veces he comprobado decepcionado como a nivel de precios similares, quedo más contento con un vino francés (he mentado la bicha) que con un vino español. ¿El problema? No se, demasiado sabor a taninos en los vinos españoles (en algunos vinos españoles, tampoco quiero pillarme los dedos, pareciendo que generalizo). Pero si se supone que los vinos franceses tiene precios injustificados, la comparación deja un poco mal a los vinos españoles. Pero una vez más es tan solo una sensación personal.

De todos estos comentarios e ideas, creo que lo que he sacado en limpio es que hay que probar vinos de diferentes origenes, y diferentes lugares para estar un poco al tanto de como va, y que mejor no partir con ningún tipo de prejuicios. El paladar será el que escoja. ¿No?

8 comentarios:

Moraiminha dijo...

Dudo que sexas o único ó que lle gustan os viños limpios, como ti lles chamas. Para min, o albariño (son da antiga escola, e cústame chamarlle Rías Baixas) é un viño delicioso; o branco que máis me gusta con diferencia, aínda que non dubide en facerlle concesións de cando en vez a un bo Godello ou Ribeiro.
E así, a estas horas da mañán, non consigo lembrar ningún albariño criado en madeira que me resulte realmente atractivo (prefiro unha boa maceración en frío).

fer13j@yahoo.es dijo...

Estimado xmanoel,
Respeto os teus comentarios que supoño que fas como consumidor. Pero considero que abarcas demasiodos temas (prezos, blanco e madeira, tinto e madeira, viño xoven, viño crianza,viño reserva,a Rioxa, Rias Baixas, precocidade da saida dos viños o mercado.....)mezclas u pouco todo e as túas argumentacións denotan interés pero certo descoñecemento do sector vitivinicola. Por exemplo:
Tema madeira:Rias Baixas con maderia ou sen madeira??? É cuestión de gustos. O que está claro é que o mercado exterior e incluso no resto de España (a Rioxa)gusta dos viños blancos con madeira, os franceses levanno facendo toda a vida cas súas variedades (por suposto xq non son nin a metade de aromáticas que o albariño por exemplo)e cando digo os franceses quero decir o pais que está sempre na vanguardia da viticultura, enoloxía, elaboración de viños, e por suposto na súa comercilización en todo o mundo. Por este motivo americanos, ingleses,alemás..... gustán destes viños, é o que están afeitos os seus paladares (o que nos pasa os galegos co sin madeira pero o revés). Esto quere decir que existe un mercado que Rias Baixas non está explotando e debería porque non só é que teña un mercado sen explotar senon que facendo unha crianza en madeira admáis o que fai Rias Baixas é gañar tempo a hora de comercializar os seus caldos. Ser un viño xoven e intentar vendelo todo no ano e moi jodido sobre todo cando o mercado demanda viño novo no nadal(este xa sería outro tema). Por tanto estimado amigo todo ten o seu porque. O ideal é que ti como consumidor te atopes no mercado todo tipo de alternativas e escaollas o que máis che guste, sempre respetando os outros gustos e sen necesidade de posicionanos en fabor ou en contra.
Outro día falamos do porque dos prezos, dos tipos de madeira que non é toda igual e deste apaixoante mundo que é a cultura do viño.
Un saudo,
Fernando

bloomek dijo...

Lo único un poco problemático de la cena, es que una de nuestras compañeras, en cuanto se enteró que era gallego, se arrancó a criticar el vino albariño, por su precio excesivo (en eso estamos de acuerdo).

El precio puede ser excesivo, pero no se si os parasteis alguna vez a pensar: ¿porque?. Me imagino que como tú ya sabras, a diferencia que otros vinos, una de las características esenciales del albariño o Rías Baixas, es su corta duración, es decir, que como máximo se vende durante los dos siguientes años desde que se empieza a comercializar. Lo que supone que si ese vino tiene poca salida por lo que sea, si en cada botella que venden consigen ganar lo mismo que en una, las perdidas nunca serán tan grandes. Además hay otra cosa, que tiene que ver con el precio, y es que la uva del Albariño es una uva muy delicada, lo cual provoca que necesita ser vigilada constantemente ante posibles plagas.

Otra cosa, que también es interesante es, que a diferencia de otros blancos, el albariño, es un vino muy delicado, y por lo menos, a mi me lo parece, que el albariño fuera de Galicia, pierde toda su esencia.

desde mi cocina parisina dijo...

Un pequeño recordatorio sobre un principio basico en economia:
un coste se calcula, un precio se negocia!
Creo que mezclais un poco ambas cosas.
Bueno, si un albariño puede ser caro a la hora de fabricar y rentabilizar es normal dicho coste sea tenido en cuenta a la hora de calcular su precio de venta. Pero lo que importa es que hay gente dispuesta a pagar por un albariño lo que se pide por el hoy en dia. Vamos, que gusta mas que otros vinos, viva el albariño!
Y si nadie paga lo mismo por un blanco de la rioja, es que gusta menos...

xmanoel dijo...

Moi boas Fernando, tentei deixar claro que estaba falando dunha opinión personal (escribin unha chea de eus, meus, e demais pronomes) e tentei non facer afirmacións categóricas, porque precisamente o que quería criticar é a manía da xente de facer comentarios categóricos.

Estou realmente ben interesado no teu comentario. Comprendo moi ben o que argumentas... e cal é a razón de que se investigue en Albariños criados en madeira.

Espero que non parecese no meu comentario que teño algo en contra da madeira. Tan só que me desconcertaba que se poidese infravalorar o Rias Baixas polo feito de que non tocase madeira. Coma se o fixese peor.

Eu que coma ben se ve, non deixo de ser máis ca un humilde consumidor, só sei percibir o viño na boca, e o certo é que me gusta o Rias Baixas sen madeira(que é o que teño probado habitualmente). Pero debería ver de probar algún dos que se crien en madeira, para ver coma é o resultado.

nopisto dijo...

El problema del vino español con la madera es como darnos cabezazos contra un muro.

La madera se ha demostrado excelete para criar los vinos y proporcionarles una carga tánica que junto con la leve oxidación que adquieren le proporciona al vino una potencial capacidad de guarda. Hasta aquí la teoría. el problema es que para poder aguantar la madera el vino tiene que tener una estructura: acidez, taninos de la uva, polifenoles...Suficiente como para aguantar la paliza a la que le va a someter la barrica. Máxime si esta es nueva. La mayoría de los vinos españoles no tienen esa estructura, y menos para aguantar la cantidad de meses a los que le someten las bodegas, convirtiéndose al final en sopas de roble o como dice un buen amigo esto es como hacerle una mamada a pinocho. Si tenemos que usar la madera para dar armoas y sabor al vino mal vamos, por que eso es que nunca ha tenido substancia y tenemos que aportarsela nosotros desde fuera.

Con los blancos la cosa es más grave. No solo no tenemos grandes blancos en España, debido al clima cálido, sin que los mejores que tenemos que son los albariños no los sabemos producir (salvo excepciones) por culpa de los abusivs rendimientos y la gran variabilidad climática entre unas añadas y otras. eso si, cada añada es más cara que la anterior independientemente de la calidad de esta.

EMHO la uva blanca más noble del mudo es la Riesling, que produce algunos de los vinos más longevos que existen y sin haber pasado jamás un día en una barrica. ¿Donde nos equivocamos? pues en mi opinión en la interpretación de la elaboración del vino. Caa uva y cada terruño tiene su idiosincrasia y no podemos aplicarle la misma fórmula a todos.

Perdón por el rollo.

xmanoel dijo...

Para nada rollo... maravilla que hayas escrito. Mi idea no era tanto criticar al vino español, si no la manera de pensar de alguna gente en España. Pero tal como justificas las cosas, el problema puede ser un poco más serio.

Por cierto, se supone que el riesling y el albariño tienen cierto parentesco (aunque ni las tierras ni los climas donde crecen se parezcan en nada).

¿Troken o Halb-Troken?

Ya que te gusta tanto el Riesling, si algún día te acercas por Frankfurt te tengo que recomendar una bodega muy simpática donde puedes probar bastante variedad de vinos alemanes (y no está atestada de turistas japoneses).

nopisto dijo...

A mi me entusiasman los albariños con unos años, pero sobre todo los elaborados con crianzas prolongadas en depósitos y sobre lías.

En cuanto a la madera, quizá haya dado la impresión de que no me gustan los blancos con madera, cuando no es cierto. Me apasionan los grandes borgoñas, Chablises y Chenines del Loira, todos ellos con madera, pero bien medida, y con estructura suficiente como para aguantarla y envejecer en botella 15 o 20 años como campeones. ¿Cuantos blancos españoles aguantan eso? ¿los de Lopez de Heredia? Bueno, eso si te gusta su estilo oxidado, que a mi no me va mucho.

En cuanto a la relación Riesling/albariño creo que no es correcta. esto de estudiar el ADN es lo que tiene. Aunque yo soy más de Kabinet y Auslese.