martes, 23 de enero de 2007

Migas... farangulladas

Bueno, por fin me he decidido a probar con las migas, no se si castellanas o extremeñas.-me faltaron las ñoras, pero a falta de ellas buenas son unas hebras de azafran y algo de pimenton-. Teniendo en cuenta que el pan no era nada del otro mundo -no pude encontrar una "bola" del pais y me tuve que conformar con una barra de pan artesano "revenido"... (que raro suena eso)- y que estaba saliendo de una pseudo-gastroenteritis, el resultado fue bastante aceptable. El pan quedo entre jugoso y algo crujiente, el jamon por ahi, por ahi. Lo que ocurre es que no podre contrastarlo con el "original taste" hasta que lo pruebe. He ahi mi duda.

1 comentario:

xmanoel dijo...

Pena que no sea yo un experto en migas buenas. Las malas las conozco a rato.

En Madrid he pedido unas cuantas veces una ración de migas y no eran gran cosa, puede que tomase unas decentes en la Mancha, pero no lo recuerdo claramente.

Lo que si vi en La Mancha (y me hizo cierta gracia) es que en las panaderías e vendían volsas de pan para migas: ya duro y ya cortado en daditos. No es mala idea, pero es curioso que los panaderos se aprovechen de vender pan fresco y luego de vender el duro.