lunes, 17 de septiembre de 2007

Receta: La truffade

Este verano, he estado en Auvernia de vacaciones.

Esta región Francesa no debe resultaros muy conocida. Está situada en el centro del país, es montañosa (origen volcánico), aun salvaje (muy rural) y aunque cargada de historia (ruta obligatoria del camino francés), como queda poco a mano, no suele incluirse en los circuitos turísticos tradicionales. Nunca he tropezado un español por ahora por esos lares, únicamente turistas del norte de Europa: holandeses en su mayoría. Porque satisface su deseo de montaña sin tener que bajar hasta los Pirineos.

Mi marido adora esta región: desde pequeño iba de vacaciones a Auvernia y aspira a seguir haciéndolo el resto de su vida (aunque todavía no haya tenido el coraje de confesármelo).
En realidad el parisino masculino tipo sueña con Auvernia! Para ellos es como vivir “La conquista del Oeste” (La parisina tipo la detesta y sueña con la Costa Azul...) (Porque si bien les gustó de pequeñas “La casa de la Pradera”, no aspiran a vivir como Laura Hingels)

Entre los múltiples encantos de esta región está la de ser la cuna de los cinco quesos de los más populares en Francia: Saint-Nectaire, Cantal, Salers, Fourme d´Ambert y Bleu d´Auvergne. También tiene buena reputación su charcutería: jamón de Auvernia y salchichones. Y 2 maravillosas razas de vacas para chuletas y demás: Salers y Aubrac.

Como buena región montañosa y rural, la cocina de Auvernia es todo menos dietética. El queso es uno de los ingredientes de la cocina básica casera. La truffade es su receta más sencilla a base de queso. Contrariamente a lo que su nombre parece indicar no contiene trufas! Se hace con patatas y queso joven y tierno.
Me parece interesante transmitiros esta receta porque además de fácil, original y nutritiva; creo que es realizable en España. Os propongo sustituir el queso de la receta original Tomme fraiche du Cantal por queso tierno graso de vaca, como el de la marca Larsa que se vende en piezas pequeñas.

Ingredientes para 6 personas:

8 patatas medianas (menos de kilo y medio) como las que usamos para la tortilla
400 grs de queso graso de vaca
3 dientes de ajo
sal y pimienta
aceite (o aceite + 100 grs de tocino, si no tenéis problemas de salud)

1.Se pelan y cortan las patatas en rodajas finas.

2. Para los valientes: se corta el tocino en tiras, se fríen en el aceite con los ajos sin pelar. Se retiran ambos y en la grasa se fríen las patatas como para hacer una tortilla de patatas... es decir a fuego muy lento (entre 20 y 30 minutos), sin que lleguen a dorarse pero quedando blanditas. Si les echáis sal a las patatas y si las cubrís, normalmente no podéis fallar esta etapa.

Para los más prudentes: realizar la misma operación en aceite sin los ajos.

3. Cuando las patatas estén listas, retirar un la grasa/aceite sobrantes. Con un tenedor aplastar los ajos picados y las patatas, mezclar. Sazonar con la pimienta. Rehogar de nuevo.

4. Añadir el queso en tacos y mezclar de nuevo. Dejar dorar varios minutos sin remover mientras el queso se funde.
5. Cuando el queso este fundido, aplastar con una espátula la mezcla de revolviendo la masa hasta que sea filamentosa y uniforme.
La truffade esta en su punto!

Normalmente se acompaña con salchichas, pero también esta rica con una buena ensalada.

Que os aproveche!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta que vuelvan tus recetas, se echaban de menos. Marta

Gourmet de provincias dijo...

Conocí Auvernia de casualidad va a hacer dos años, en un viaje en coche de Barcelona a Paris. Hicimos paradas en St. Flour, en Issoire y en algún otro lugar que, aunque pertenece a la misma zona montañosa no estoy seguro de si será aún Auvernia (Severac-le-Chateau, La Couvertoirade...). Como dices, una zona nada turística, poco poblada, muy rural y con una gastronomía impresionante. Muy recomendable para cualquiera que quiera conocer otra Francia más allá de los tópicos parisinos.