lunes, 20 de diciembre de 2010

Villalba: tierra de queso y capón (en Mesón do Campo)

Despues de conocer la crianza de los capones, llegaba el momento de disfrutar del sabor del capón, y el lugar que escogimos fue un restaurante bien conocido en Villalba: Mesón Do Campo.

Si por algo es famosa la tierra de Villaba además de por sus capones es por el Queso de San Simón. Para comenzar nuestra comida pudimos disfrutar de una pequeña cata de quesos de San Simón de la quesería Prestes. Lo que había de especial era que teníamos quesos de tres curaciones diferentes:
  • 45 días (la que habitualmente encontramos en las tiendas)
  • 90 días (Prestes vende en sus tiendas algunos quesos con esta curación, preguntar por ellos y pedirle la prueba)
  • 180 días (esta curación muy especial se puede pedir por encargo a la gente de Prestes)
Tres curaciones diferentes de Queso San Simón da CostaQueso San Simón da Costa curado durante 2 años y medio

Los quesos a 3 curaciones son los de la derecha. A la izquierda había un experimento especial: la DOC de San Simón da Costa había guardado unos quesos durante ¡2 años y medio! Nunca se había intentado parecido, y tampoco había completa seguridad de lo que podía pasar con el queso. Nosotros nos ofrecimos de conejillos de indias. El resultado:
  • Lo malo: En la parte de abajo del queso se había formado moho, con lo que parte del sabor del moho quedó en el queso (si os gusta el queso azul perfecto). Pero viene lo bueno: en la parte superior y en el interior del queso, el resultado quedó al mismo tiempo fuerte, un cierto punto picante (comparable a los curados manchegos) pero manteniendo el regusto a frutos secos que tiene el queso. El ahumado si que se había perdido, en su mayor parte.
    Evidentemente, tal vez lo de los 2 años es un poco exagerado, pero puede que el queso a 6 meses tuviese bastante interes en probarlo (6 meses son 180 días, me refería a 1 año).

El resto de la comida preparada en el restaurante Mesón do Campo:
Mesón do Campo: boletus edulis a la planchaMesón do Campo: revuelto de grelos

Y el momento importante, el capón como nos lo preparó la cocinera de Mesón do Campo:
Capón al horno relleno de verduras y ternera hecho en El Mesón do Campo

La receta está publicada en el folleto de este la feria del Capón. Pero no me atrevo a transcribirla aquí, para evitar problemas. En cuanto aparezca en la página web de la Cofradía del Capón de Villalba añado el enlace.

¿Y como sabe la carne de capón? La carne de capón sabe fantástica. Es al mismo tiempo tierna y al mismo tiempo muy consistente. Una carne que como tiene bastante grasa presta muy bien para hacerse al horno: queda jugosísima. Realmente merece la pena.

Eso sí, no se para que cuento esto, porque ya ha pasado la feria del capón, y ya no hay ocasión. Bueno, si que hay, se pueden comprar capones todo el año a algunos productores.

Una maravilla y muchas gracias a todo el mundo.

Referencias:

1 comentario:

GAIA dijo...

Un post muy ilustrativo, refleja con exactitud mi propia opinión. Aunque... ¿qué queso te agradó más el de 90 o el de 180 días? Nos trajimos a casa, por supuesto de la quesería Prestes, uno de 180 días, pero a mi personalmente me agradó mas el de 90...

Mercedes.-