lunes, 28 de diciembre de 2009

Gaseosas de toda la vida

No por pequeño, nada deja de ser importante en la gastronomía. En Galicia, al menos desde finales del siglo XIX aparecieron las primeras embotelladoras de carbónicas. Como se decía de aquella época, cada pueblo tenía siempre: la oficina de correos, la farmacia y su correspondiente fábrica de gaseosas. Hoy en día todo esto ha cambiado mucho (muchas de las fábricas de gaseosa han ido cerrando), pero la gaseosa sigue estando muy presente en las mesas de muchos gallegos (sólo hace falta que el vino no sea muy bueno).

Como tributo a esta historia de las gaseosas, esta Navidad hemos realizado lo que creemos que es la primera Cata de Gaseosas Gallegas. He aquí el video resumen de la jornada:

Cata de Gasosas de Galicia from manuel gago on Vimeo.



La jornada de cata se realizó en la Vinoteca Os Bagos, que colaboraron muy gentilmente permitiendonos hacer la cata en su local. (Y ya que estuvimos por allí, aprovechamos para probar los platos y pinchos que ofrecen - todos muy buenos).

Cata de Gasosas Galegas 2009 en Capitulo 0
Un novo fito na historia dos BGG: A primeira cata de Gasosas en Another Cow in the Corn
Exito absoluto en la Primera Cata de Gaseosas Gallegas en La Caja de los hilos
Cata de gasosas, unha volta á nenez en De Pinchos
as gasosas de Viticologo dos Bagos

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Cena rapidita con codillo sazonado y chucrut.

El otro pasé por Aldi y me llamó la atención que tenían a la venta codillos de cerdo sazonados al estilo centro europeo. Tengo visto por otros supermercados codillos sazonados de fabricación española pero no tienen nada que ver –que no por eso son peores, ojo–. Como, además, en la etiqueta estaba escrito en verde «¡...sustancioso!» y yo me creo todo lo que está escrito en verde, decidí adoptar una pieza.

El resultado ha sido una cena diferente que se puede preparar sin mucho esfuerzo y en 20-30 minutos, dependiendo de lo que tardemos en hacer la compota y si utilizamos chucrut envasada –en esta ocasión yo también he usado una deliciosa compota que preparó María a prinicipios del otoño–.


Ingredientes para 2 personas:

- 1 codillo de cerdo sazonado.
- 1 bote de chucrut.
- 4 patatas medianas.
- 2 manzanas arenosas.

Preparación:

Se pelan las manzanas y se ponen al fuego en un cazo mientras y las removemos de vez en cuando hasta que se hagan compota. Al mismo tiempo ponemos a cocer las patatas y preparamos el codillo siguiendo las instrucciones del envase -7 minutos en el micro-ondas o 20 en el horno, creo recordar- o, en mi caso, metiéndolo un poco en el micro, para quitarle la gelatina y grasa solidificada que lo acompaña y luego pasarlo por la sartén con la chucrut a fuego medio. He usado una sartén para preparar la chucrut para poder secarla evaporando los jugos que la acompañan.

Cuando las patatas están cocidas, podemos usarlas tal cual. Yo he preferido, por aquello de mantener las formas, esmagarlas con un poco de mantequilla para que se lleven mejor con la compota de manzana. También se puede hacer un puré añadiendo leche, si se prefiere.


Lo serví acompañado de mostaza y cerveza para beber. No es que sea un gran plato, pero sí hace una comida rápida y diferente. ¡Qué aproveche!

jueves, 3 de diciembre de 2009

Restaurante Mirasierra en las Batuecas

No se si la expresión sigue manteniendose hoy en día, pero cuando era pequeñito, Las Batuecas quería decir que muy lejos. Ahora las distancias son más cortas, y lo que significan Las Batuecas es un lugar encantador. Esta zona son unos pequeños valles llenos de castaños (yo que pensaba que Galicia era la tierra de los castaños, hete aquí que aquí hay muchísimos - que haya un pueblo Miranda del Castañar es muy significativo) en una orografía muy accidentada y con pequeños pueblos escalando por aquellas laderas... He ido por la zona gran cantidad de veces, y cada vez que vuelvo me está gustando más.

Esta visita no solo nos alegró la vista, si no tambien el estomago. Fuimos con una recomendación de un vecino de La Alberca al restaurante Mirasiera en Mogarraz. No era necesario que os mostrase mis propias fotos, porque en la página web del Restaurante Mirasierra la tiene aún mejores... Aunque así podeis comprobar que: no soy muy buen fotógrafo, y que las fotos de la web del restaurante son tal como vienen a los platos.


Níscalos salteados al ajillo y medallones de lomo de ternera charra a la brasa


Paletilla de cabrito guisado y cabrito lechal a la brasa


Postres: tarta de queso, cuajada de oveja con membrillo y tartas de castañas al chocolate

El menú es muy abundante. De hecho con verguenza dejé un poco de carne. Un pequeño sacrilegio porque la carne de ternera charra estaba fantástica (tierna y jugosa, la mejor que he probado este año). Tampoco quedaba atrás la ternura y el sabor de la carne de cabrito. Merece de sobra la pena el viaje para tomar la carne.

(Pequeña nota, los níscalos son plato de temporada)

Eso sí, aunque estábamos saciados ni lo dudamos en probar el postre. Si no bastaba con la razón anterior para ir al restaurante, pues los postres también merecen acercarse. Además, tienen una carta de vinos para acompañar el postre bastante amplia (se puede ver en la web). Allí fue donde pudimos probar el rioja dulce de vendimia tardía No Phone.

Todo este banquete, una botella de vino de la tierra (Sierra de Salamanca), agua y Gaseosa La Molina, por menos de 40€ por persona. Muy satisfactorio...

Restaurante Mirasierra (mapa)
Mogarraz
Salamanca


View Laconada in a larger map

martes, 1 de diciembre de 2009

No Phone!

Una Copa de No Phone, un Rioja dulce Soprendido me quedé el otro día cuando me trajeron por la carta de postres. No tanto por la carta de postres en sí, si no por la lista de vinos dulces para acompañar: ¡más de 12 vinos distintos! Parece que se está volviendo muy popular el disfrutar el postre con un vino dulce. (Lo curioso es que en casa nos gustaba el postre con un vino tinto fuerte).

Yo no pude menos que hacer honor a tanta variedad y conseguir que me descorchasen (el hecho de que no estuviese empezado me hace pensar que no todo el mundo es muy aficionado al vino dulce) una botella de No Phone, un vino dulce de la Rioja. Fue todo una pequeña sorpresa, cuando me esperaba un vino tostado, resultó ser bastante seco, y en nuestro paladar de novatos, tenía un sabor muy fuerte a manzana. (Primera vez que habíamos notado un sabor a manzana tan intenso en un vino).

Sin saber muy bien si decir si es un gran vino: primero porque no se demasiado de vinos, y segundo porque no soy experto en vinos dulces.... Al menos si lo recomendaría porque es muy, muy original, completamente diferente a cualquier otro vino dulce que haya tomado recientemente.